D'aquest lloc....

La meva foto
Reus, Catalunya, Spain
Sigueu benvinguts en aquest racó on podrem compartir pensaments, aficions i debatre les diferents qüestions que ens envolten ...Agrairé i procuraré respondre tots els vostres comentaris.

dilluns, 5 de maig de 2008

Burgmancat en Mallorca (1ª parte)

Estábamos en Navarra cuando se empezó a esbozar la posible visita a Mallorca. En los días posteriores se le fue dando forma. Los contactos y conocimientos de Pep y Josep Mª han cuidado todos los aspectos de la logística y configuración de las rutas a realizar, un impecable trabajo de meses que ha dado como fruto cuanto a continuación voy a relatar…


Hoy es lunes 5 de Mayo. Tras una jornada laboral marcada por el recuerdo constante de los momentos y las anécdotas vividas durante estos días todo el viaje me parece un sueño… realmente hemos estado en Mallorca?... hemos visto amanecer surcando sus carreteras?... las cristalinas y transparentes aguas de sus calas son obra de nuestra imaginación?
Después de esperar con impaciencia el inicio de esta nueva singladura, todo ha pasado como un suspiro. Debo plasmar en la pantalla del ordenador todos mis recuerdos antes de que el tiempo y la memoria me hagan olvidar los pequeños detalles que hacen que estos momentos se hayan convertido en mágicos e irrepetibles…

Miércoles, 30 de abril.

Hoy nos hemos tomado el día de fiesta. Aunque no hemos quedado con Igor hasta las seis de la tarde para poner rumbo a Barcelona, necesitamos tiempo para los preparativos y ultimar detalles. Cuando llegamos al lugar de la cita Igor ya nos esta esperando. Nos metemos en la autopista y, sorteando las ráfagas de viento y el intenso tráfico de entrada a la Ciudad Condal, llegamos al Maremagnum, donde hemos quedado con el resto de la expedición y con los amigos de Burgmancat que han venido a despedirnos. Decidimos cenar algo rápido en el Fresc Co pues tenemos que estar en la zona de embarque con bastante antelación.



Después llegan las despedidas, emociones contenidas, de alegría en los que nos disponemos a partir, de resignación en los que por diferentes motivos no pueden acompañarnos. Josep Mª nos acompaña hasta el momento del embarque, la única espina que tendremos clavada los que sabemos todo lo que él se ha implicado en este viaje es que no pueda acompañarnos junto a Montse, una espina que no nos arrancaremos hasta que podamos rodar juntos de nuevo.


Empiezan a moverse los vehículos,… camiones, caravanas, coches y, finalmente, las motos vamos entrando en la bodega del barco.


Tras el embarque nos instalamos en nuestros camarotes y regresamos a cubierta para contemplar la partida del buque. Cuando éste alcanza mar abierto nos refugiamos en la zona de cafetería para tomar algo y charlar un rato antes de retirarnos e intentar descansar. Mañana hay que madrugar y nos espera una intensa jornada.

Día 1 de Mayo.


Me despierta la luz del camarote al encenderse. Miro el reloj, las cinco de la mañana, apenas hemos dormido tres o cuatro horas. A las seis desembarcamos en el puerto de Palma de Mallorca.
Aun es de noche cuando abandonamos el barco. Nos dirigimos a la autovía que cruza la isla hasta el Port d’Alcudia donde tenemos el hotel reservado. Durante el trayecto vemos como empieza a amanecer y el sol se refleja en nuestras viseras. Aunque la intención era parar a desayunar algo por el camino hacemos el trayecto de un tirón y llegamos al hotel Alcudia Garden. Conseguimos que nos dejen ocupar ya la habitación y, tras una reparadora ducha y el desayuno, nos disponemos a iniciar nuestra primera jornada en Mallorca.








Burgmancat en Mallorca (2ª parte)


Tras repostar los depósitos de nuestras máquinas iniciamos la ruta bordeando la Bahía de Pollensa para seguir por los veinte kilómetros de carretera que unen Pollensa con el Cabo Formentor.
Cabo Formentor es el punto ubicado más al norte de Mallorca. Es muy reconocible por el antiguo Faro que posee. Desde aquí, las vistas son espectaculares desde el conocido como Mirador de El Colomer, una roca vertical de más de 200 metros de altura.







Regresamos de nuevo hacia Pollensa para tomar la carretera que nos llevará hasta el monasterio de Nuestra Señora de Lluch, lugar sagrado de peregrinaje en Mallorca ya que esta virgen es la patrona de la isla.

La siguiente parada es en Inca, donde camino al restaurante en el que comeremos recorremos el mercado semanal que se celebra en la calle Mayor y la plaza des Mercat.
Después vamos al restaurante Celler Ca’n Ripoll donde empezamos a degustar los manjares típicos de la isla… arròs brut, frit mallorquí, porcella,…



Acabando con los postres tenemos una sorpresa, nos viene a visitar Isidor, burgmancatero autóctono que se ha enterado por el foro de nuestra visita y se ha decidido a conocernos en persona.
Nos acompaña buena parte del recorrido que por la tarde nos lleva por Petra, Santa Margarita, Llubí y Sa Pobla ganandose el apodo de “Fast” Isidor ya que su escrupuloso seguimiento de las normas de tráfico (a ver si tomamos ejemplo) hace que casi le perdamos de vista en el camino. En la última población nos separamos de Isidor agradeciéndole su visita y emprendemos el regreso a Port d’Alcudia dando por finalizada la ruta de hoy.
Llegados al hotel nos duchamos, nos ponemos guapos y para hacer tiempo hasta la hora de la cena vamos a dar un paseo por la playa que esta muy cerquita del hotel.
Tras cenar en el buffete del hotel nos vamos a tomar unos cafes y unas copas a un local cercano, pero la falta de sueño de la noche anterior nos pasa factura y nos retiramos pronto para descansar y recuperarnos, puede que la de mañana sea la etapa más dura de todo nuestro viaje.



Burgmancat en Mallorca (3ª parte)





Día 2 de Mayo

Nuestro itinerario de hoy nos llevará a recorrer la Serra de Tramuntana.
La Serra de Tramuntana ocupa alrededor de una tercera parte de la superficie de Mallorca y es una sucesión de montañas escarpadas y valles fértiles y apacibles. El litoral comienza y termina en dos enclaves únicos: el cabo Formentor, que visitamos ayer, y la isla Dragonera. Con varias cimas que superan los 1.000 m entre Valldemossa y Escorca. Algunos ejemplos son el Puig de Massanella (1.367 m) o, el Puig Major de Son Torrella (1.445 m). La sierra transcurre por un total de 19 municipios.



Hoy tenemos como guia a Juanjo (Chuky) con el que nos encontramos al poco de iniciar nuestra ruta. A los pocos kilómetros de adentrarnos en las montañas iniciamos el descenso por la vertiginosa carretera que conduce a Sa Calobra. Da igual lo que encuentras al final de esta carretera, ya solo el viaje hasta allí es toda una experiencia.




Junto a un viaducto del siglo XIX comienza la bifurcación a Sa Calobra. Los planes de esta carretera fueron trazados por el ingeniero Antonio Pavetti y su construcción se realizó en 1932 sin ayuda de máquinas, sólo manualmente. Esta carretera salva un desnivel de 800 m. y para su construcción fue necesario mover 31.000 m3 de rocas, principalmente para amontonarlas. Una obra maestra de la construcción es la filigrana denominada "nudo de la corbata", que forma una curva de 360°.
Cuando llegas a Sa Calobra el espectaculo te sigue dejando boquiabierto. Calas paradisiacas de agua transparente y el espectacular circo que forma el Torrent de Pareis al desembocar al mar entre inmensas rocas con su playa de cantos rodados.





Recorremos todos los rincones de Sa calobra a través del paseo excavado en la roca.










Tras tomar un refresco retomamos la ruta volviendo a ascender la espectacular carretera que nos lleva por lugares increibles.





Y tras unos cuantos quilómetros llegamos a Sóller. Para hacer tiempo hasta la hora de la comida Juanjo nos lleva hasta el faro que domina toda la ciudad y desde donde las vistas del Port de Sóller son verdaderas postales.




De nuevo toca disfrutar de la gastronomía local pero antes nos despedimos de Juanjo que debe regresar a su casa. Comemos al aire libre, en la terraza del restaurante Es Canyis, lugar altamente recomendable tanto por la calidad de sus comidas como por el afable trato de sus propietarios y personal.




Núria aprovecha para fotografiar a todos los expedicionarios...












...ejercer de fakir...



... y demostrar habilidades desconocidas...!



Antes de irnos la señora del restaurante insiste en tomar una foto de todo el grupo.


También nos cruzamos con el famoso tren de Sóller.


Y proseguimos con nuestro itinerario a traves de las montañas cruzando las poblaciones de Deià,

Banyalbufar, Estellencs y Sant Elm, donde paramos a refrescarnos y acontemplar la isla Dragonera declarada Parque Natural desde 1995.






Desde Sant Elm emprendemos el regreso. Nos dirigimos a Palma para coger allí la autovia central que nos llevara hasta nuestro hotel.

El Alcudia Garden esta enfocado, como la mayoria de hoteles en Mallorca, hacia el turismo de masas extranjero, sobre todo alemán, y sus horarios también son "extranjeros". Esto hace que tras la larga ruta que hemos hecho hoy lleguemos con el tiempo justo para la cena. Como ésta tampoco es para "tirar cohetes" la mayoria decidimos prescindir de ella e irnos a cenar fuera.

La decisión resulta ser un acierto ya que encontramos una terracita al aire libre donde cenamos muy bien mientras charlamos y comentamos con nuestros compañeros de viaje las anecdotas del día.